Páginas

¿Cómo prevenir enfermedades de la cavidad bucal?

Para poder prevenir enfermedades bucodentales no hay que olvidar que la cavidad bucal es parte del organismo de cada individuo.


Si el paciente no tiene un cuidado de su salud general, va a repercutir en mayor o menor medida en la boca.


Las enfermedades mas comunes que se producen en la cavidad bucal son dos:

Caries y enfermedad periodontal (piorrea conocida popularmente).

Ambas enfermedades son producidas por la famosa placa dental (biofilm llamado actualmente), que no es otra cosa que un acumulo de bacterias y otros microrganismos, que para sobrevivir en el medio bucal terminan favoreciendo la aparición de estas enfermedades.

Por consiguiente, si eliminamos estos microrganismos correctamente y diariamente, no hay enfermedad. Así de sencillo.

A la placa dental se le suman otros factores de riesgo que favorecen a la aparición o prevalencia de la enfermedad, de estos podemos enumerarlos:
  • Dieta.
  • Tabaco
  • Diabetes no compensada
  • Genéticos
  • Tratamientos contra el cáncer.
  • Otros tipos de enfermedades (HIV, autoinmunes, etc)
La eliminación o disminución de los factores de riesgo son muy importantes para el control de la enfermedad.


Dieta


Cada vez que consumimos azucares de diferentes formas, se denomina “momento de azúcar”, para tener una dieta correcta para el control de caries estos “momentos de azúcar” no deben superar los cuatro diarios. Ejem: una cucharada de azúcar en el café es un “momento”, un vaso de gaseosa otro “momento”.

También a los alimentos azucarados se le suman las bebidas o alimentos ácidos que favorecen a la perdida de tejido dental. Ejem: gaseosas, jugos, cítricos, etc (aunque estas bebidas sean sin azúcar). (leer sobre Sensibilidad dental en este blog).


Tabaco


Ya todos sabemos que el tabaco no es bueno. Todos sus componentes son dañinos directa o indirectamente en la cavidad bucal. Se recomienda leer Tabaquismo y odontología.
En determinados pacientes, el cigarrillo favorece el avance de la enfermedad periodontal, favoreciendo la perdida de hueso alrededor de las piezas dentarias, siendo muy difícil de controlar este avance.

Además, el cigarrillo aumenta el riesgo de padecer cáncer bucal.


Diabetes no compensada


El paciente con diabetes compensada se trata igual que un paciente sin esta enfermedad. La única precaución a tener en cuenta es con algunos medicamentos que puede llegar a recetar el odontólogo, por tal motivo, se debe pedir autorización al médico del paciente.

También, aunque el paciente se encuentre compensado, es necesario pedir autorización al médico para su atención.
Una recomendación es que el paciente si tomo su medicación no concurra sin desayunar a la consulta, ya que puede tener un episodio hipoglicémico.
Si la diabetes no se encuentra controlada no hay que tratar al paciente, salvo indicación del medico tratante.

Estos pacientes tienen muchas mas posibilidades producir infecciones de heridas y trastornos en la cicatrización. Por tal motivo es aconsejable la utilización de una terapia antibiótica.

El tratamiento y control de la enfermedad periodontal en este tipo de pacientes, se dificulta por la alteración en la cicatrización y la predisposición y falta de respuesta del organismo frente a las infecciones.

A su vez, la enfermedad periodontal no tratada y controlada, hace más difícil por parte del paciente el control de la diabetes.

Enlace relacionado
Alzheimer y salud dental
Obesidad y salud de encías

Si quieres ayudarnos a seguir creciendo haz click en el botón ME GUSTA de abajo. Gracias!