Sedación y anestesia general

anestesia sedacion y odontologia
Los agentes contra la ansiedad, como el óxido nitroso, o sedantes pueden ayudarlo a relajarse durante las visitas dentales y a menudo se pueden usar junto con los anestésicos locales.
Los dentistas pueden usar también estos agentes para inducir “sedación conciente”, en la que el paciente alcanza un estado relajado durante el tratamiento, pero puede responder a preguntas o al tacto. Los sedantes se pueden administrar por boca, por inhalación o por inyección antes, durante o después de los procedimientos dentales.

Los tratamientos más complejos podrían requerir fármacos que pueden inducir “sedación profunda”, que causa la pérdida de las sensaciones y reduce el conocimiento para aliviar tanto el dolor como la ansiedad.

En ocasiones, los pacientes se someten a “anestesia general”, en la que los fármacos causan la pérdida temporal del conocimiento. La sedación profunda y la anestesia general pueden ser recomendadas para ciertos procedimientos en los niños u en otras personas que tienen ansiedad severa o que tienen dificultad para controlar sus movimientos.

La Asociación Dental Americana provee unas directrices para ayudar a los dentistas a administrar los medicamentos para controlar el dolor de la manera más segura posible. Los dentistas usan las técnicas para controlar el dolor y la ansiedad mencionadas anteriormente para tratar sin problema a millones de pacientes todos los años. Aun así, tomar cualquier medicamento conlleva cierto riesgo. Es por eso que la ADA lo urge a tomar un rol activo en el cuidado de su salud oral. Esto incluye conocer su estado de salud e informarle a su dentista sobre cualquier enfermedad o condición médica, si está tomando algún medicamento (con o sin receta), y si ha tenido alguna vez cualquier problema como reacciones alérgicas con cualquier medicamento. Incluye además comprender los riesgos y los beneficios que conlleva el tratamiento dental, para que usted y su dentista puedan tomar la mejor decisión acerca del tratamiento correcto para usted.

Cuando conozca la variedad de opciones disponibles para aliviar la ansiedad y el malestar será un consumidor dental bien informado. Si tiene preguntas o preocupaciones acerca de su salud oral, no deje de hablar con su dentista. Si todavía le preocupa algo, considere obtener una segunda opinión. Trabajando juntos, usted y su dentista pueden escoger los pasos apropiados para hacer que su visita dental sea lo más segura y confortable posible, y para ayudarlo a mantener una sonrisa saludable.

Artículo obtenido de la web de la Asociación Dental Americana

Aclaración:  En algunos países como Argentina, el Odontólogo no esta autorizado legalmente a utilizar este tipo de terapias anestésicas o sedativas.   Para realizar esto, es necesario contar con la ayuda de un Médico anestesiólogo.  

Enlace relacionado
Anestesia sin dolor ¿Existe?
Anestesia dental en aerosol nasal
¿Se puede eliminar el miedo o fobia al dentista?

Si quieres ayudarnos a seguir creciendo haz click en el botón ME GUSTA de abajo. Gracias!

No hay comentarios: