¿El fluor de uso dental es un veneno o beneficioso para la salud?

Una de las encuestas realizadas en nuestra pagina de Facebook, preguntaba que tema les gustaría a nuestros lectores que tratáramos.  El tema ganador propuesto fue "¿El Flúor para uso dental es perjudicial o no para la salud?."  Si quieres saber que es el flúor y como actua visita esta entrada.

Antes de empezar paso a explicar que, como odontólogo, trabajo en la atención privada y la docencia.  No realizo investigación.  Con esto no quiero librarme de culpa, solamente, como todo odontólogo o profesional  relacionado a la medicina que no realiza investigación, nuestro conocimiento viene directamente de los profesionales que si lo realizan (los que realizan investigación en forma privada y sin apoyo económico de universidades, entidades o laboratorios son mínimos), como también de Universidades, Instituciones y Laboratorios farmacológicos.
Nuestra atención diaria se basa en lo aprendido en la Universidad, cursos y especialidades de posgrado, publicaciones en revistas y libros especializados y productos o materiales avalados por empresas y laboratorios (estos productos y materiales están aprobados por instituciones gubernamentales (nacionales e internacionales), universitarias o entidades afines.

Para todos los internautas que les gusta leer sobre temas de salud, se han encontrada más de una vez, alguna página web, noticia o publicación especulando o acreditando los efectos nocivos del flúor.
Este tipo de publicaciones han proliferado en los últimos 5 años acompañando el boom del movimiento llamado "conspiranoico", este movimiento sostiene que el flúor es introducido a la población para un aprovechamiento económico de este subproducto de la industria, enfermar a la sociedad y luego obtener réditos económicos en su tratamiento y al producir efectos en el desarrollo del sistema nervioso central (esto se tratará más adelante) problemas cognitivos, es decir, gente menos inteligente.
Esta información sobre el flúor dañino para la salud, es basada en publicaciones encontradas principalmente en internet y libros afines, muchas veces, denigradas o negadas por los entes oficiales.   Pero la realidad, es que la mayoría de las publicaciones que se pueden encontrar son repeticiones de unas pocas.
Que este tipo de información se encuentre en muchas páginas web de origen dudoso, no desacredita la legitimidad y seriedad de las investigaciones y sus autores en que se basan las diferentes publicaciones del "movimiento antiflúor".

Acá viene el problema del profesional de la salud, como cambiar o modificar un conocimiento o producto o técnica avalado, por ejemplo, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y miles de trabajos de investigación y estadísticos de Universidades de prestigio internacional, pero desaprobado por publicaciones realizadas por algunos pocos profesionales de la salud, periodistas o cualquier persona interesada en el tema.
Póngase en el lugar del odontólogo o médico, ¿Qué opción tomaría si ud. tendría que atender a su familia?¿En que conocimiento basaría su atención diaria?.

Los profesionales de la salud que estamos fuera de estos organismos oficiales de salud, somos esclavos de estos conocimientos y los creemos reales y benignos.  El profesional de la salud obra de buena fe, de la misma forma que ud. diariamente consume diferentes tipos de productos personales:
¿O acaso ud. no cree que todos los productos de belleza, limpieza, cosméticos o alimentos son sanos para su salud?  Ud. esta en la misma posición ética que un dentista.  Cree en las instituciones que lo gobiernan y confía en las decisiones que toman.

Existen muchas personas (cada vez mas) que creen que algo no esta bien y me incluyo en este pensamiento. No creo en un "gobierno mundial en la oscuridad", pero si creo que hay mucho dinero y poder por medio.  Como también se que medicamentos, productos o tratamientos que fueron aprobados por los organismos de salud mundiales y utilizados durante años, terminaron produciendo efectos nocivos para la salud de las personas. 
¿Pero qué es verdad o mentira en todo esto, el flúor correrá el mismo destino ?, acá esta el punto en cuestión.
La única posibilidad, como consumidores que somos, es informarnos y hacernos escuchar y esperar la respuesta.

Por tal motivo, no tengo una posición tomada con el flúor (aún), me sigo informando y levantando la voz para que otros se informen y tengan el derecho de decidir.  Como odontólogo, utilizo el flúor, pero no soy un fanático. Creo en mayor medida en la prevención, pero sobre todo en la dieta e higiene del paciente.  Te recomiendo leer esta entrada ¿Cuál es la mejor pasta dental, enjuague bucal y cepillo dental? también, esta otra referida a la cantidad de dentífrico o pasta dental que hay que utilizar en el cepillado diario.

Dicho esto, empezamos, y cada uno saque sus propias conclusiones:

  1. Los que sostienen que el flúor es dañino se basan en que el flúor es un veneno y que este y sus derivados, se utiliza para realizar veneno para roedores o insectos e infinidad de productos para la industria (ejemplo, el teflón, el aluminio, enriquecer uranio, pesticidas), esto es cierto, pero, la mayoría de las sustancias que ud. consume diariamente (naturalmente) en exceso puede ser tóxico o dañino para su salud y muchas de ellas se utilizan para productos de la industria.  
  2. El flúor es uno de los elementos más abundantes en la naturaleza y se encuentra en diferentes minerales (fluorita, criolita, fluorapatita), en el agua de mar y en la atmósfera, en la vegetación, en diferentes alimentos y bebidas (en el te negro se encuentra en mucha cantidad). Siempre vamos a consumir flúor, independientemente si usemos pastas dentales con flúor o nuestro dentista nos realice las topicaciones con flúor o este fluorada el agua artificialmente.
  3. El agua mineral pura, contiene flúor. El agua mineral embotellada contiene flúor. El agua corriente de la canilla o grifo puede no tener flúor, tenerlo naturalmente o que se haya "fluorado artificialmente" el agua para prevenir las caries dental.   También puede suceder, que tu ciudad o pueblo donde vivas sea una zona de flúor endémico en cantidades muy elevadas, es decir tiene mucho flúor naturalmente.  En estas zonas se suele producir lo que se denomina "fluorosis dental" (la versión oficial reconoce a la "fluorosis dental" y trastornos esqueletales como los únicos efectos nocivos del flúor en el organismo humano), que es una alteración en la estructura de los dientes y es la alteración más conocida que produce la fluorosis.   Algunos estudios (pocos y oficialmente no se les da relevancia) indican que, en dosis de flúor por arriba de la ingesta diaria recomendada (o menos que ella) existe mayor posibilidades de tener más enfermedades de tipo: gastrointestinal, respiratorias, de hueso y músculos, desórdenes mentales, del sistema nervioso, como también cáncer. Los antiflúor sostienen que las personas que consumieron flúor durante su desarrolo, tienen una mayor predisposición a tener problemas de atención, conducta y/o menor nivel de inteligencia debido al mal desarrolo del sistema nervioso central.
  4. Como toda sustancia, ser un veneno o algo beneficioso para la salud depende de la dosis, es decir, la cantidad que ingerimos. Las vitaminas ingeridas en la dosis recomendada, son indiscutiblemente beneficiosas para la salud, pero en dosis elevadas pueden ocasionar diferentes enfermedades.  El flúor no escapa a esta regla.  La ingesta del flúor puede ser por ingestión aguda (en muy poco tiempo o una sola dosis) o crónica (a largo plazo).   Por eso, la toxicidad puede ser aguda (mucha cantidad en un tiempo muy corto o en una sola dosis) o crónica (una cantidad por encima de lo recomendable consumida en un  largo plazo).  Ejem:  Si consumimos de una sola vez un dosis toxica de flúor, tendremos una intoxicación aguda y podemos tener vómitos, dolor abdominal, diarreas, convulsiones y espasmos musculares, que pueden progresar hacia problemas respiratorios u cardíacos e incluso la muerte.  Si consumimos diariamente flúor por encima de la dosis recomendada pero por debajo de la dosis aguda letal, nos puede ocasionar enfermedades en un mediano a largo plazo.  Por eso, la toxicidad de la que trata esta entrada y preocupa a mucha gente es la crónica, ya que no es evidente hasta muchos años después.
  5. Las dosis recomendadas aproximadamente son de 4 mg/día para los hombres y 3 para las mujeres. En cuanto a los niños, van del 0,5 a la edad de un año, hasta 2,5 a los 14. Según la OMS la dosis recomendable es la de 0.05 mg por kg de peso diario.  La fluorosis puede aparecer cuando la dosis supera los 0,1 mg por kg de peso por día, pero si consumimos la dosis recomendada, no solo favorece la salud dental, sino que también es inofensivo para el organismo (esto es lo que argumenta desde hace más de 50 años la salud pública mundial).  La versión no oficial sostiene que con la dosis recomendada (y menos también) ya es toxico (toxicidad crónica) y perjudicial para salud.
  6. La versión oficial sostiene en forma indiscutible, que el flúor disminuye y previene la caries dental.  Los que se oponen sostienen que no es así, que la influencia de caries en personas que consumen flúor es igual a las que no lo hacen o que la disminución (que es de un 15% menos) no es tan importante como las enfermedades en el resto del organismo que produce.
  7. Uno de los ejes centrales en la discusión sobre el la toxicidad flúor, es si la "fluoración artificial" del agua potable es benigna o no para la salud dental y por lo tanto recomendable que se utilice.  La versión oficial que pregona la fluoración del agua y su uso sistémico (al ser ingerido actua en la formación de la estructura dental y en forma tópica al ingerir el agua y luego, a través de la saliva se produce de nuevo otro efecto tópico, es decir al bañar el diente en la cavidad bucal), sostiene que la acción sistémica producida en la formación del diente es positiva y su acción tópica y a través de la saliva también.  Un punto en conflicto es este, ya que hay estudios que comprobaron que la saliva solo transporta el 1% del flúor ingerido y su efecto tópico es mínimo.  También, actualmente se esta comprobando, que el efecto positivo del flúor es en forma tópica una vez erupcionado (salido) el diente (por ejemplo con pastas dentales, enjuagues o topicaciones) y no es importante su aporte fortaleciendo al diente durante su formación. El movimiento antiflúor sostienen que si fluorar el agua artificialmente no tiene efecto tópico importante y tampoco influye mucho en el fortalecimiento de la estructura dental durante el desarrollo del diente, por que se somete a la población a tal sustancia que puede ocasionar o favorecer la aparición de otros tipos de enfermedades.   La cantidad de flúor en el agua recomendada  por la OMS es de 1PPM.
Conclusión:
Ante las dudas que genera esto, por lo menos yo mismo, controlo la dosis de flúor que ingiero y que recomiendo a mis pacientes, para no superar la dosis recomendada: Tener en cuenta pasta dentales, enjuagues bucales, agua mineral embotellada, si su agua potable de cañería tiene flúor, sal enriquecida con flúor, etc.
Tener en cuenta que la verdadera prevención de la salud bucal no depende de flúor, si de la higiene diaria correcta y la dieta del paciente.   Uno puede consumir todo el flúor que quiere (siempre y cuando uno crea que es inofensivo) , pero si no cuida su higiene y lo que consume diariamente, sus dientes tendrán gran cantidad de caries y problemas gingivales (encía).
Consulta con su dentista y comparte tu inquietud con el.
Si querés saber más sobre generalidades y uso dental del flúor  (la versión oficial),  visita este informe que es muy completo:
Este link habla en forma muy completa sobre dosis recomendable (también versión oficial) y cantidades en diferentes productos odontológicos y no odontológicos, como también alimentos y aguas:
Página de la Asociación Dental de California comentando los beneficios del flúor (esta publicación esta actualizada a octubre de 2010):

Si quieres saber más sobre la postura no oficial, visita esta otra y lee este libro, que es uno de los pilares del movimiento anti flúor:
http://www.bibliotecapleyades.net/archivos_pdf/engano_fluoruro.pdf

¡QUEREMOS SABER TU OPINIÓN Y QUE COMPARTAS TU CONOCIMIENTO!

Enlace relacionado

¡Si quieres ayudarnos a seguir creciendo comparte este artículo en FACEBOOK o GOOGLE!. Gracias!. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes,tengo una pregunta que no va con el tema, pero espero me pueda ayudar. Durante un procedimiento de endodoncia he tenido una infiltración del líquido usado para limpiar los conductos, lo que me ha llevado a una inflamación muy importante de media cara y edemas. ¿Esto puede considerase una negligencia médica o es habitual que pase? Las molestías que me han provocado son considerables.

Dr dijo...

Habitualmente no sucede. Es raro que pase. ¿Estas seguro que es por el líquido y no una inflamación por el tratamiento en si (esto si es más común)?
Si es por el líquido, se considera un accidente intraoperatorio. Puede ser por negligencia o no, esto es muy difícil de comprobar.

Anónimo dijo...

Hola, gracias por su respuesta. Vaya por delante que no pretendo poner ninguna denuncia, solo quería entender que ha pasado aquí. Fue durante la irrigación del conducto que me empezó a arder y doler muchísimo la cara. Entonces paró, puso anestesia y aplicó suero. Me dijo que una gota del líquido se habría ido donde no tocaba. La inflamación fue al momento, muy espectacular, y aún estoy con ella después de dos días y con algo de ematoma. Me ha comentado que mañana empezará a bajar, pero sigo bastante preocupada por las posibles complicaciones/consecuencias...

Dr dijo...

Si estas medicada, no creo que haya problema alguno. Hay que tener paciencia. De a poco ira mejorando. Pero no dejes de consultar con tu dentista por cualquier duda que tengas. No creo que haya ninguna consecuencia.

Anónimo dijo...

Gracias Dr.